¿Informática, o marketing encubierto?

13/01/2008 18:01 por Álvaro J. Iradier

Me ha encantado la interesante reflexión de Enrique Dans sobre la educación en informática que se da a los niños en las escuelas: ¿Qué tecnología estudian tus hijos en el colegio?. No puedo estar más de acuerdo:


...
en un número preocupantemente elevado de casos, la supuesta asignatura de “Informática” consiste en su gran mayoría ni más ni menos que en cursos para enseñar a los niños a manejar el Office de Microsoft, el Word, el Excel y el PowerPoint, impartidos además por un profesorado habitualmente carente de la cualificación necesaria para impartir la asignatura, y que en gran medida por ello prefieren apoyarse en esos “cursillos pre-empaquetados” que les resultan sumamente sencillos de enseñar con una formación mínima. ¿Qué ocurriría si la asignatura de Matemáticas fuese impartida por alguien que ha recibido “un cursillo de matemáticas mediante el uso de la calculadora Casio”, y en lugar de intentar enseñar a los niños los fundamentos y principios de la asignatura, les enseñase únicamente a teclear operaciones de una forma determinada, que puede cambiar en al siguiente version?
...

Comentarios

25/09/2015 06:01 por Keylla

Doy la enhorabuena a Alba por haber dejdao este primer comentario en el blog que aprecia y subraya cf3mo debemos hacer compatible la educacif3n con el disfrute. En las clases de esta semana hemos debatido sobre te9rminos como emocif3n, disfrute, diversif3n. En la mayor parte de las intervenciones se ha subrayado que es posible aspirar a ese ideal que permite unir el concepto de aprendizaje con la emocif3n y el placer de aprender. Algunas personas tambie9n habe9is subrayado que a veces determinadas asignaturas vinculadas con e1reas me1s duras exigen esfuerzo; no es algo incompatible con lo anterior. Particularmente siento que cualquier aprendizaje exige y precisa de un esfuerzo. De cada uno de nosotros depende el que ese esfuerzo forme parte tambie9n del disfrute, sin disfrute no hay aprendizaje. Los profesores tenemos la obligacif3n de motivar pero la pregunta que debemos hacernos a continuacif3n es por que9, af1o tras af1o los profesores nos encontramos con alumnos supermotivados que apenas necesitan estedmulos ajenos para lanzarse a descubrir por si mismos contenidos de la materia que impartimos. bfCada una de vosotras, cada uno de vosotros debe hacerse esta misma pregunta? Si hemos tenido la suerte de llegar a la universidad, sed suerte con esfuerzo, y si estamos estudiando una carrera que hemos elegido conscientemente, que9 puede impedir que en cada curso encontremos, al menos una asignatura que nos sirva de motivacif3n. Otra motivacif3n se relaciona con el placer que produce el intercambio con nuestros compaf1eros y compaf1eras, con nuestros profesores, etc.En la serie de reportajes Children full of Life hemos conocido el ejemplo del profesor Kanamori, un profesor japone9s que no es fanico en su ge9nero, -conozco personalmente a decenas de profesores que son extremadamente sensibles y sumamente conscientes de su tremenda responsabilidad- pero que si responde al modelo de profesor empe1tico , que tiene claro que educar significa estar abierto y ser sensible a las necesidades de los alumnos ; la empateda implica sentir al otro y dar oportunidades para la comunicacif3n con el otro. En esto la responsabilidad no sf3lo es del profesor tambie9n es vuestra pues a veces manejamos opiniones prejuiciosas o preconcebidas que no se basan en muchas experiencias contrastadas sino me1s bien en circunstancias casuales o en una casuedstica que en ningfan caso debereda ser elevada de ane9cdota a categoreda. Por ejemplo, tuvimos dos experiencias negativas con dos personas que casualmente habedan nacido en la misma regif3n de Espaf1a y ya creemos tener elementos de juicio para generalizar esta opinif3n hacia todas las personas que conozcamos de esa misma regif3n. aprender a escuchar debereda ser prioritario en cualquier nivel educativo. Como profesores de esta asignatura estamos obligados a aprender con vosotros y con vosotras. Nuestras clases deberedan ser tambie9n un permanente banco de pruebas para cotejar si la teoreda que ensef1amos tiene coherencia con aquello sobre lo que estamos debatiendo. Tene9is oportunidad de hacer reversible el proceso de evaluacif3n pues, en esta asignatura los profesores nos arriesgamos tambie9n a ser evaluados cada deda, en cada clase. Sereda maravilloso que entre todos, profesores y alumnos conjuntamente, llege1ramos a la conclusif3n de que no hemos tenido una sola clase que no nos haya dado la satisfaccif3n edntima de haber aprovechado el tiempo. Ojale1 que al final de curso podamos concluir: ha merecido la pena compartir todas estas horas de esfuerzo placentero. Agustedn

Publicar Comentario


El Email no se mostrará públicamente
Captcha =
Introduzca el resultado de la operación


Warning: Todo parecido de lo expuesto en esta página con la realidad es pura coincidencia.
Las historias y personajes aqui reflejados son fruto de la imaginación de una mente perturbada.
Está permitida la distribución y modificación de todos los contenidos de esta web, siempre que se cite la fuente.

Diseño por Wink Hosting.